Tu presencia.



TU PRESENCIA.

Aún cuando no te tengo, 
aún cuando no puedo verte, 
siento el calor de tus brazos 
y tus ojos me siguen viendo. 
Aún cuando no te tengo, 
siento tu presencia vida mía, 
siento tu calor en mi cama, 
como antaño, antes que partieras. 
Esperaré impaciente, 
para estar juntos de nuevo,
en en cielo infinito, en donde sea, 
amándonos por siempre
y para siempre. 

Irma Villalobos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario