Respiré la libertad; y me gustó.



RESPIRÉ LA LIBERTAD; Y ME GUSTÓ

Cuando me di cuenta ya era libre, 
no se de que, pero me sentí ligera,
deje atrás ataduras, y respiré la libertad, 
me sentí feliz de estar, de existir, 
de saber que estoy aquí 
y que puedo dar más de mi, 
me sentí como de veinte años, 
dispuesta a comerme el mundo, y me dije: 
Esto es la vida y lo grité a pulmón abierto, 
soy libre, soy feliz, además me amo. 


Irma Villalobos.

6 comentarios:

  1. Así es, Irma, respirando libertad. Vívela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. +mensajera, gracias por haberme leído, gracias por tu opinión, gracias porque hoy mas que nunca necesito vivir.

      Eliminar
  2. Bonito mensaje y emotiva poesía... Gracias por compartirla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Letras,Arte y Originalidad. Gracias por tus palabras.

      Eliminar