Mar.



Aquí estoy, mar traicionero
bañame con tus aguas
y dame ese abrazo
que se asemeja a la vida
ella lastima y después acaricia
así eres tú, me golpeas
para después besarme
con tu blanca espuma.


Irma Villalobos.

1 comentario:

  1. Muy bello poema, amiga, fiero como el mar, fresco como el agua.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar